lunes, octubre 09, 2006

¿Qué puede ser dicho acerca de la nada?


"Omnis determinatio est negatio" (Spinoza)


Partamos con Spinoza de que toda determinación es negación, esto es, que para decir de algo "que es" y "qué es" es necesario, primero, dar un sí o un no, o sea que si no sí entonces no o que si no no entonces sí, y, segundo, se precisa un delimitar ese algo, un fijar la figura, señalar de donde a donde, sus extremos, definir ese algo, decir lo que es a partir de lo que no es.

Así, a modo de ejemplo, de mi mismo puedo afirmar, en cuanto al "que es", que pienso, pues la negación de que pienso sería que no pienso y estar afirmando que no pienso es afirmar que pienso, y en cuanto al "qué es", puedo decir que "soy algo que piensa" pues la propia negación de mi mismo como algo pensante sería de suyo un pensamiento.

Ahora bien, ¿qué puede ser dicho de la nada en cuanto al "que es" y en cuanto al "qué es"?

En relación al "que es". Si la nada es, hay nada, pero no puede haber nada pues si hay nada algo la nada es.

En cuanto al "qué es". Si, como venimos insistiendo y hemos convenido toda determinación es negación, de la nada podemos decir que no es esto ni aquello ni lo otro, que no es nada de lo que es, luego entonces de la nada no podemos predicar nada. Por tanto, de la nada nada, de la nada nada puede decirse en cuanto al "qué es", sólo cabe en relación a la nada la afasia y esto que escribo aquí es un absurdo.

Por tanto, de la nada, que ni es ni la hay.

3 comentarios:

Ender el Xenocida dijo...

Esto demuestra que no todos los conceptos imaginables por la mente son definibles por el lenguaje de una manera lógica.
Nuestra lógica falla, en cambio nuestros símbolos abarcan mucho más.
Tenemos el símbolo CERO: el número 0. Pero no podemos definir la nada!
Me recuerda al estudio de las paradojas lógicas de Russell que deribó en el Teorema de Gödel:
"En cualquier sistema pueden construirse fórmulas que no pueden ser probadas ni refutadas por ese mismo sistema".
Esto es así porque no se puede demostrar que un sistema matemático sea consistente sin recurrir a axiomas externos a ese sistema.
La afirmación: "Esta afirmación es falsa" no es susceptible de ser cierta o falsa. Porque si es cierta, entonces su contenido es falso. Si es falsa, su contenido es verdad.
La afirmación: "Esto es la nada" tampoco puede ser cierta ni falsa. Porque si es cierta, su contenido es falso (no es nada, hay algo). Si es falsa, su contenido es verdadero.
Por lo tanto, a la pregunta, ¿qué podemos decir acerca de la NADA? La respuesta, y estoy de acuerdo contigo, es que no podemos afirmar ni negar nada relacionado con la nada, usando nuestro sistema de premisas lógicas. Está fuera de ellas, ya que se trata de una afirmación autoreferenciada...

Edmundo V dijo...

¡Qué bueno!

Sí. Ese tipo de cosas se estudian en filosofía del lenguaje.

"Todo es mentira". ¿Esta afirmación también?
"No hay ninguna verdad". ¿El enunciado también es falso?
"Este libro es el mismo que el libro de mi casa". ¿De cuantos libros estamos hablando?

El problema del significado...

Entonces... si no hay nada, si la nada no es, siempre hay algo y algo siempre es, luego los físicos cuánticos tendrían que pasar a decir que en el origen no es que de la nada surgiera algo sino que de algo surgió algo...

Saludos,

Anónimo dijo...

Uix que lio no? Los sistemas que creamos se hacen para definir lo que que queramos, para eso los hacemos, así que si no cabe algún concepto retocamos el sistema hasta que quepa. Por un lado la nada es la ausencia de algo… por lo tanto no podemos decir hay nada, esa afirmación en si ya es un error, peeero, con tal de seguir el esquema lo decimos. El lenguaje es una herramienta inexacta (por suerte) y eso le da flexibilidad. Gracias a esa inexactitud podemos decir “"Todo es mentira" "No hay ninguna verdad" "Este libro es el mismo que el libro de mi casa"” porque estamos en un contexto, que no necesitamos definir porque es implícito. Esas afirmaciones no deberían aceptarse en un contexto que requiera exactitud, pero si en uno que requiera agilidad.
Volviendo a la nada y a los sistemas, podríamos definir la nada en lógica como la definición del símbolo NO, sin ningún elemento detrás. Cuando decimos NO se refiere a NO ALGO, pero sin el ALGO es un NO A TODO, que seria NADA.
Por otro lado esto se referiría a la definición con la herramienta de un elemento concebido por nosotros, ese concepto no estoy tan seguro de que tenga una traducción física, así que volvemos a los contextos; si la física no ve mas allá de un cierto límite, para ella en ese momento no hay nada, sin embargo eso no significa que no lo haya ni significa que para la física de después no lo haya. Contextualizando (y un poco relativizando), la afirmación es correcta (en el sistema de quien lo afirma) mientras que en otros no lo es. Así visto, los físicos, cuánticos o no… puede que descubran que la nada no existe y que siempre hay algo, pero eso solo será en un contexto de materia y/o energía, nuestra querida nada siempre estará ahí

Entonces, nada, ni es ni hay? Para quien? Cuando? Y lo mas interesante, para que estabas pensando en referirte a la NADA, realmente necesitabas la NADA o solo un vacio?