martes, septiembre 05, 2006

Dos océanos azules...


Si tus ojos me inspiran que más da que sean tuyos, suyos o de cualquier otra
...

Voy por dos océanos azules,
zambullido entre olas sin principio ni fin,
movido por corrientes infinitas,
sin origen ni destino.

Ahora subo, me alzan tus mares,
aparece el cielo estrellado,
ahora bajo, me sumerjo bajo sales,
trago agua, me hundo en abismos.

Nado por tus corrientes azules,
por tus aguas cristalinas,
por tus surcos ilimitados,
mis brazos se desvanecen,
mi corazón golpea el cuerpo,
me sumerjo en ti, en tu azul.

Y sigo a nado, un brazo tras otro,
mientras quede aliento,
sin remedio, por tus confines,
por ti, en ti, a través de ti,
ahogándome en tus ojos.

5 comentarios:

Alejandro dijo...

Este es enorme, lo has escrito tu suongo, yo intento escribir tambien un poco, date una vuelta por mi blog.
Saludos

Alejandro dijo...

ah mi blog es alejandroandletters.blogspot.com

Edmundo V dijo...

Sí, las poesías del blog, si no digo lo contrario, son mías. Muchas gracias por tu apreciación, te lo agradezco. En cuanto disponga de un mínimo de tranquilidad y tiempo visitaré tú blog para leer tu poesía.

Si te apetece intercambiar mensajes sobre poesía en general o cualquier otro tema ya tienes mi dirección de correo electrónico.

Saludos,
Edmundo V

Roxanne dijo...

"En el deseo la conciencia se encenaga en un cuerpo que se encenaga en el mundo"
Sartre

Edmundo V dijo...

No comparto esa concepción.

Considero que razón y deseo no tienen por qué excluirse.

Por ejemplo,¿No hay un deseo tras la inquietud por desvelar un enigma? ¿No hay tras todo proceso racionalizador, tras la constitución de todo aparato conceptual, incluso tras todo mito o ciencia, el deseo de hacer comprensible la realidad para así poder vivir en y través de ella tranquilamente?

Te recomiendo una lectura de mis píldoras para Sartre.

Saludos y gracias por la cita.